Junta lanza ayudas para chirla en Golfo de Cádiz y en el Mediterráneo

21 de septiembre de 2022

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la convocatoria de ayudas para el sector de la chirla en el Golfo de Cádiz y la draga o rastro mecanizado en el litoral Mediterráneo para paliar los efectos que las paradas biológicas tienen en la economía de las familias que subsisten de estas pesquerías. Estas ayudas se conceden en el marco del Programa Operativo del Fondo Europeo Marítimo y la Pesca (FEMP) y ascienden a un total de 919.000 euros.

Estas ayudas suponen un importante respaldo económico y social a la actividad pesquera garantizando el mantenimiento de las empresas y del empleo vinculados al sector, en este caso ante paradas biológicas en sus caladeros de forma forzosa. Más de 500 pescadores de la chirla con draga hidráulica y rastro remolcado en el Golfo de Cádiz y de moluscos bivalvos como la concha fina o las almejas con dragas
mecanizadas del Mediterráneo son los afectados por esta paralización de la actividad.

En total, son más de cien barcos pesqueros en el Golfo de Cádiz, la mayoría de la provincia de Huelva de los puertos de Isla Cristina, Punta Umbría y Ayamonte, así como en la provincia de Cádiz el puerto de Sanlúcar de Barrameda, mientras que son más de 20 los barcos que suelen acogerse en el caladero Mediterráneo de la provincia de Málaga y La Línea de la Concepción.

Estas ayudas se van a conceder con importantes cambios beneficiosos y consensuados con el sector pesquero ya que se acortan los plazos de la resolución, así como del pago a los beneficiarios. Al mismo tiempo se avanza en la tramitación simplificando procedimientos y con una mejor gestión de ésta. Además, al ser paradas para la recuperación de las especies se consideran indemnizaciones.

La parada temporal de la chirla del Golfo de Cádiz, que se engloba en el Plan de Gestión de la Chirla, tuvo lugar entre febrero y mayo, de acuerdo con los informes científicos del Instituto Español de Oceanografía, y para ello se cuenta con una ayuda total de 819.000 euros. Mientras, la parada temporal de la flota marisquera del Mediterráneo está establecida en el marco de la directiva europea del Mediterráneo y por lo tanto solo podrá acogerse la flota que decida parar ya que tienen la opción de parar o seguir faenando con pesca dirigida a otras especies en su modalidad de artes menores. En este caso tiene una duración de un mes, con presupuesto de 100.000 euros.

Para las dos convocatorias se conceden ayudas tanto a armadores como tripulantes. En el caso de los armadores, las cantidades que perciben van en función de la GT del barco (medida de capacidad del barco) con baremos establecidos por el FEMP, y para los tripulantes es el doble del salario mínimo interprofesional el primer mes y 50 euros diarios si la parada se realiza por más de 30 días, siempre que estén compensadas las cantidades.